Lavanda News

Buscar
  • Lavanda

Y ¿todo tú?

Actualizado: 11 de abr de 2018

Suena obvio pero en realidad hay algo que nos hace pensar que si no hacemos nosotras las cosas, nunca ocurrirán.


7:30 am de un lunes cualquiera, compra online hecha, mochilas para el cole preparadas, disfraz para la actuación de navidad conseguido y lavadora puesta ¡Ya tengo hechas casi la mitad de las cosas de la lista de hoy! Por un momento esto me pone contenta, pero luego me doy cuenta de lo cansada que estoy, me da el bajón y me siento sola.


Es que estoy pendiente de tantas cosas, que en algún momento se me va a olvidar algo importante y ya verás… Imagínate que se me pasa la cita del especialista… pues a esperar a que me den cita dentro de 6 meses…


¿Y si le digo a mi pareja que vaya él a buscar a los niños a la salida de la extraescolar aunque sea hoy? Uff… seguro que se lo olvida llevarles la merienda o les lleva cualquier cosa menos fruta, además, no creo ni que sepa donde es la clase de karate.


A ver piensa en otra cosa que puedas pedirle que haga para que a ti te de tiempo a ir a esa charla tan interesante que tienes en tu agenda desde hace 2 semanas ¿Pero si estoy intentando pedirle que haga cosas para que yo pueda estar más tranquila o disfrutar de cosas que quiero hacer, porque me siento más estresada?


Bienvenida al club de las madres controladoras. No te preocupes somos un grupo muy grande, no es algo que hagas conscientemente y seguro que luchas día a día para dejar de serlo, pero son muchos años de inercia a romper.


Siempre estamos, tomando las decisiones, organizando, diciendo como se hacen las cosas, etc… Dejar de hacerlo no es fácil, ni para ti para los que están a tu alrededor. Además, nos estamos perdiendo la posibilidad de mirar las cosas de una manera diferente a la nuestra.

Posiblemente tenemos la sensación de que elegir cómo se hacen las cosas nos da poder, seguridad y nos hace más libres. Pero piénsalo por un momento, ¿ir a la charla no te hace más libre que decidir lo que van a merendar tus hijos hoy?


Te lanzamos un reto, pídele a tu pareja que se responsabilice de una tarea. No debes decirle cómo lo tiene que hacer, a no ser que te pida consejo. No debes intervenir de ninguna manera ni enterarte de como evoluciona ni preguntarle cuando estará hecha. Si lo consigues habrás dado el primer paso para reducir tu adicción al control.


Y recuerda: “Puedes hacer lo que quieras pero no puedes hacerlo todo”. David Allen.


77 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now