Lavanda News

Buscar

A veces “no haciendo” educamos…

Esa tarde estaba en casa con mi hija, ella estuvo jugando con sus cosas y a la hora de cenar le propuse recoger todo aquello. Comenzamos a cantar la canción "de recoger" y de inmediato nos pusimos manos a la obra. Dábamos fin al juego con un poco de alegría. Pasados los días se repitió la misma situación, pero esta vez, su papá tomó la iniciativa. Sin embargo a la hora de recoger los juguetes, la situación cambió. Él se lo pidió y se quedó mirándola con los brazos en cruz, si